miércoles, 30 de marzo de 2016

VÍA CRUCIS POPULAR CANTADO. SEGUNDA ESTACIÓN. JESÚS CARGA CON LA CRUZ


Con la Cruz de tus culpas cargado,
 exhausto de fuerzas camina tu Dios.
Y al subir la pendiente le impelen
por fuera sayones, por dentro tu amor.

Dulce Redentor,
 mi pecado esos hombros oprime.
 Ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Madre afligida
de pena hondo mar,
logradnos la gracia
de nunca pecar.


viernes, 11 de marzo de 2016

VÍA CRUCIS DEL COLISEO, VIERNES SANTO 2.015. UNDÉCIMA ESTACIÓN. JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ. LA SÚPREMA CÁTEDRA DEL AMOR DE DIOS


Del Evangelio según san Juan

 «Entonces se lo entregó para que lo crucificaran… Y Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la cruz; en él estaba escrito: Jesús el Nazareno, el rey de los judíos».

Sentimientos y pensamientos de Jesús 

      Me están taladrando los pies y las manos. Los brazos estirados. Los clavos atraviesan mi carne con dolor. Tengo el cuerpo inmovilizado, pero libre el corazón, y con esa libertad fui hacia mi pasión. Libre, porque está lleno de amor, de un amor que quiere incluir a todos. Miro a los que me crucifican. Pienso en los que se lo han mandado: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen». Junto a mí hay otros dos condenados a morir en cruz. Uno de ellos me pide que me acuerde de él cuando esté en mi reino. Sí –le digo–, «hoy estarás conmigo en el paraíso».

Nuestra resonancia 

Te vemos, Señor Jesús, clavado en la cruz. Y nos asaltan preguntas apremiantes: ¿Cuándo quedará abolida la pena de muerte, vigente aún hoy en numerosos Estados? ¿Cuándo desaparecerá todo tipo de tortura y la muerte violenta de personas inocentes? Tu Evangelio es la mejor defensa para el hombre, para todos los hombres. 

Oración

«Ten piedad de nosotros» Señor Jesús, tú aceptaste la cruz para enseñarnos a dar nuestra vida por amor; en la hora de la muerte, escuchaste al ladrón arrepentido. Salvador inocente, fuiste contado entre los malhechores y te sometiste al juicio de los pecadores. Ten piedad de nosotros.

viernes, 4 de marzo de 2016

VÍA CRUCIS DEL COLISEO. VIERNES SANTO 2.015. DÉCIMA ESTACIÓN. JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS. "LA TÚNICA"



Del Libro de los Salmos 

 «Se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica».
Sentimientos y pensamientos de Jesús

       Me quedo en silencio. Me siento humillado por un gesto aparentemente banal. Hace horas que me quitaron la ropa. Pienso en mi Madre, aquí presente. Mi humillación es también la suya. También de esta manera una espada traspasó su alma. A ella le debía la túnica que me arrebataron. Era un símbolo de su amor por mí.

Nuestra resonancia

        Tu túnica, Señor, nos lleva a meditar en un momento de gracia y también en todas las veces que se viola la dignidad del hombre. La gracia es la del Bautismo. Al niño que acaba de convertirse en cristiano, se le dice: «Eres ya nueva creatura y has sido revestido de Cristo. Esta vestidura blanca sea signo de tu dignidad de cristiano. Ayudado por la palabra y el ejemplo de los tuyos, consérvala sin mancha hasta la vida eterna». Esta es la verdad más profunda de la existencia humana. Al mismo tiempo, el amor con que cuidas a todas las criaturas nos lleva también a pensar en situaciones terribles: el tráfico de seres humanos, los niños soldados, el trabajo esclavo, los niños y adolescentes a los que han robado su inocencia, heridos en su intimidad, profanados sin piedad. Tú nos haces pedir humildemente perdón a cuantos sufren estos ultrajes y rezar para que finalmente se despierte la conciencia de los que oscurecen el cielo en la vida de los demás. Ante ti, Señor Jesús, renovamos nuestro propósito de «vencer el mal con el bien».

 Oración

      Las dos vías «Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche. Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin».